La cuenta atrás de Alberto Fujimori

Sandra Suárez Berlanga

La última vez que Alberto Fujimori se dirigió al pueblo peruano como presidente de la República lo hizo por fax para comunicar su renuncia como jefe de la nación. Una forma un tanto fría y cobarde de decir “que os den cholos, ahí os quedáis”.

Esta “entrañable” despedida tuvo lugar en octubre de 2000, cuando el ex mandatario peruano huyó a Japón ante la posibilidad de que fuese denunciado penalmente por los actos de corrupción y las continuas violaciones de los derechos humanos llevados a cabo durante los diez años de su espeluznante gobierno (1990-2000). Hoy, tras mucho esfuerzo por parte de la fiscalía Anticorrupción peruana, la extradición de Fujimori, actualmente detenido en Chile, está a punto de hacerse realidad colmando así los deseos de miles de ciudadanos sedientos de justicia, hartos de una impunidad que favorece al asesino y desoye a las víctimas.

Echando la vista atrás una se pregunta en qué piensan los peruanos o planteado desde otra perspectiva, qué motivación puede guiar a los ciudadanos del antiguo imperio de los incas hacia la pantomima de una urnas en las que sólo pueden columbrar más de lo mismo, más corrupción, más páramo cultural, más injusticia social y menos, siempre menos, valores democráticos y respeto y dignidad individuales.

Sin embargo, Fujimori accedió al poder en 1990 tras alzarse inexplicablemente con la victoria en unas elecciones en las que se  enfrentaba al escritor Mario Vargas Llosa, una opción muy interesante pero que a ojos del pueblo peruano resultó ser una posibilidad admirada, pero lejana, frente a la cercanía de una retórica más encendida y vociferante. Así, el ingeniero agrónomo se aupó hasta la presidencia de la República gracias a los apoyos del APRA (Alianza Popular Revolucionaria Americana) movimiento liderado curiosamente por el actual presidente Alan García, a quien algunos atribuyen los retrasos en el actual proceso de extradición solicitado por Perú a Chile.

Perú atravesaba entonces momentos extremadamente complicados. Dos eran los problemas fundamentales a los que Fujimori prometió hacer frente: el terrorismo de los maoístas de Sendero Luminoso y de los guevaristas de MRTA (Movimiento Revolucionario Túpac Amaru) y la desastrosa situación económica heredada del gobierno precedente dirigido por el aprista Alan García.

Para alcanzar sus objetivos, Fujimori decidió que su poder y sus medidas no debían ser cuestionados por nadie en ningún momento y comenzó así su gobierno totalitario. En 1992 se lleva a cabo el denominado Autogolpe por el que el jefe del gobierno disolvió el Congreso y la Judicatura asumiendo poderes absolutos. En 1993 se aprueba una nueva Constitución que permitiría al presidente peruano presentarse a la reelección en 1995, cuando vencería con un 64% de los votos al ex secretario general de Naciones Unidas, Javier Pérez de Cuellar.

Pero volvamos al primer mandato. Decíamos que la economía y el terrorismo eran los grandes flancos que ahogaban a la sociedad peruana. Para aliviar a la primera Fujimori emprende una liberalización económica prometedora, pero infestada de corrupción. Siguiendo los consejos de Fondo Monetario Internacional (FMI) el gobierno aplica una reestructuración de precios llamada Shock que permitió superar la devaluación de la moneda, pero provocó la caída de los salarios de la mayoría de la población. Por otra parte, se favoreció la privatización de los servicios del Estado por medio de empresas extranjeras que obtuvieron numerosos beneficios que degeneraron en continuas injusticias y despidos masivos de obreros. Además, la actividad sindical se redujo al mínimo.

El terrorismo, por su parte, fue el terrible protagonista de estos primeros años de la década de los 90. Para combatir esta lacra, el Estado recurrió a las mismas armas que utilizasen los asesinos convirtiéndose ellos mismos en verdugos de, en muchas ocasiones, víctimas totalmente inocentes. Surgieron así los denominados Escuadrones de la Muerte, grupos gubernamentales con licencia para torturar, vejar, juzgar y aniquilar al sospechoso. Fujimori ignoró todo límite y se produjeron así los encarcelamientos masivos precedidos de juicios sin ninguna garantía procesal que eran ejecutados por los llamados jueces sin rostro.

Vladimiro Montesinos, ex jefe del Servicio de Inteligencia, fue el brazo ejecutor de las órdenes del presidente y también dirigió el conocido como Grupo Colina, escuadrón de la muerte que llevó a cabo dos de las matanzas achacadas al gobierno: en diciembre de 1991 fueron acribilladas 15 personas en Barrios Altos (Lima) y en julio de 1992, diez estudiantes y un profesor fueron asesinas en la Universidad de la Cantuta, todos acusados falsamente de pertenecer al grupo terrorista Sendero Luminoso.

En septiembre de 1992 se consigue capturar al líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y a varios miembros de la cúpula del grupo terrorista. El primero es condenado a cadena perpetua y la organización asesina prácticamente termina su actividad. Fujimori logra así uno de sus principales objetivos, pero a qué precio. A los miles de asesinatos perpetrados por los terroristas se suman las vergonzosas ejecuciones llevadas a cabo por el Gobierno, una atroz respuesta de quienes se supone han de enarbolar la bandera de la civilización frente a la barbarie. Un número de muertes inocentes que nunca encontrarán sentido en un mundo construido desde el delito con el miserable propósito de afianzarse en el poder.

Otro de los denodados esfuerzos de Fujimori por acallar las críticas hacia su gestión política lo observamos en su obsesiva intención por controlar los medios de comunicación. Así, desde su primer mandato y durante el segundo, el gobierno pergeña toda una campaña de intervención en los canales de televisión y periódicos para lavar su imagen de posibles acusaciones de opositores deseosos de sacar a la luz sus prácticas corruptas. Así se denunciaron casos de amenazas a periodistas e incluso se gestó el llamado Plan Narval, que contemplaba el asesinato informadores hostiles al gobierno.

Fujimori se aferra al cargo con uñas y dientes. En 1996, de nuevo, intenta un ardid político para presentarse por tercera vez como candidato mediante la aprobación de una ley denominada de Interpretación Auténtica de la Constitución y que le facultaba para presentarse en 2000 a la presidencia de la República. Sin embargo, esta actitud para perpetuarse en el poder junto a las incipientes acusaciones de corrupción colocaban al mandatario peruano en una situación complicada.

En 2000, Fujimori lucha con Alejandro Toledo por la presidencia y vuelve a ganar en unos comicios en los que el segundo en discordia denuncia irregularidades y rechaza comparecer en la segunda vuelta electoral. Pero al advenedizo se le está agotando el crédito y sus maniobras ilegales acaban saliendo a la luz en septiembre de ese mismo año a través de unos vídeos en los que Montesinos aparece sobornando a miembros de otros partidos para que apoyen a Fujimori. Éste aprovecha su asistencia al Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC) que se celebra en Brunei para huir a Japón desde donde envía su dimisión mediante un fax.

En 2006 un Fujimori impasible ante los delitos que se le achacan viaja a Chile con la indignante intención de presentarse como candidato en los comicios de 2006, pero sus planes chocarán frontalmente con la inapelable intención de la fiscalía peruana de juzgarle por sus crímenes. Es detenido y encarcelado durante seis meses. Ahora vive recluido en su lujoso piso de Santiago donde aguarda la decisión que en unos días fallará el juez Orlando Álvarez, después de que la fiscal de la Corte Suprema chilena, Mónica Maldonado, haya redactado un informe favorable a su extradición.

Entre otros delitos, Maldonado señala la malversación de fondos, corrupción activa de funcionarios, homicidio calificado, lesiones graves, colusión desleal y desaparición forzada. El reloj ya marca la hora de Alberto Fujimori que, de prosperar el proceso judicial, se enfrenta a muchos años de prisión. Una cárcel que compartirá con su aliado Montesinos que ya está pagando su deuda con el pueblo peruano.

Pero esta decisión no sólo será una gran noticia para Perú. América Latina se merece condenar a un sátrapa que se ha aprovechado, como tantos otros, de su débil y corta tradición democrática. El panorama internacional debe enorgullecerse de que las sombras que poblaron y aún pueblan una América expoliada y maltratada sean paulatinamente desbancadas por un sentimiento de justicia que les devuelva la dignidad perdida en alguna parte de la selva del horror y la impudicia humanas.

8 Comentarios a “La cuenta atrás de Alberto Fujimori”

  1. Jose Says:
    Junio 28th, 2007 at 12:32 pm

“Fujimori anuncia que se presentará a las elecciones de Japón” (El País, 28/6/2007)… ¡Con dos pelotas!

  1. Raúl Says:
    Junio 28th, 2007 at 7:49 pm

Eso si antes no lo extraditan a Perú. Pero, ¿en qué piensan los japoneses?

  1. Sonia Luz Says:
    Junio 29th, 2007 at 9:16 pm

Fujimori ha decidido convertirse en la imagen viviente y global de la falta de ética en el accionar político. Los electores japoneses están advertidos. Un prófugo por crímenes de lesa humanidad, asociación descomunal para delinquir, robo agravado y un largo etcétera, pretende participar en la vida del Japón. Una verguenza internacional.

  1. JUAN PABLO Says:
    Septiembre 23rd, 2007 at 5:13 am

Fujimori, es para decirlo en pocas palabras el que tiene la concha mas grande, el ha perdido todo contacto con la realidad y cree que sus actos estan buenos y que los equivocados somos todos los demas, el piensa que los dineros del erario le pertenecian, el no derroto a sendero fue el mismo abimael enceguecido por estar con su amante en la base naval quien delato a todos sus secuaces, Fujimori es un caso para el analisis antropologico definitivamente habria q

  1. JUAN PABLO Says:
    Septiembre 23rd, 2007 at 5:19 am

buscar, entre los salvajes del Oriente, sus condicionamientos ante un dia malo, si me tiras piedras , me da como rabia y envio a cuarenta cachacos cobardes a esmirriar a 15 estudiantes para enseñarles que al dictador corrupto, asesino,mal padre, mal hijo, mal nacido no se le puede hacer eso… FUJIMORI ERES UN HIJO DE PERRA, DIOS QUIERA QUE TE PUDRAS EN LA CARCEL EL RESTO DE TU VIDA Y QUE TUS HIJOS SIENTAN ALGUN DIA LA MISMA VERGUENZA QUE TU,PORQUE ELLOS SI QUE SABEN DE TODAS TUS ELUCUBRACIONES ASESINAS . ERES UN ASESINO Y TU TRAJE ESTA MANCHADO DE SANGRE, VIVA EL PERULIBRE Y DEMOCRATICO, ABAJO LA DICTADURA…………..

  1. ROSA Says:
    Octubre 15th, 2007 at 6:14 pm

mmm .. creo q no deberiamos satanizar tanto a fujimori xq a pesar de tanta corrupcion y violacion de los derechos, el supo sacar adelante la economia del peru, alan garcia nos dejo un peru en el suelo y fujimori lo levanto, ayudo a mucha gente pobre , construyo casas ,colegios ,etc …y lo mas importante NOS DIO PAZ !!! derroto a los terroristas

  1. Dalis Huamán Valladares Says:
    Noviembre 10th, 2008 at 2:15 pm

Sólo decir que Fujimori tuvo una política de corrupción , el, sus funcionarios y todo el aparato del estado. Tuvo suerte con lo de la captura de lños lideres terroristas…pero su matanza en Barrios Altos, La Cantuta y sabe Dios otros… que aún no sabemos…eso es grave ..el chino debe ir a la horca…como yo que soy directora de la I.E “Esther Festini de ramos Ocampo” y soy corrupta cobro 270 por el cambio de turno, cobro 300 soles por recibir nuevas alumnas, maltrato profesores, utilñizo alumnas, lloro para que me crean y soy una “Garrapata” por enana, gorda y fea encima y mi marido es un estúpido pues lo tengo con “amarre”, practico brujeria y soy una infeliz…pero gano platita indebida..

  1. Dalis Huamán Valladares Says:
    Noviembre 10th, 2008 at 2:17 pm

Soy Dalis Huamán y me gusta copm Fujimori ser corrupta y que???’ si cobro 270 soles por cambiar de turno, en mi colegio donde soy directora, maltrato profesores y hago lo que me da la gana y el dire de la Ugel es mi compadre, la corrupción es mia.je,je

Anuncios
Comments
4 Responses to “La cuenta atrás de Alberto Fujimori”
  1. luz dice:

    no se como pueden tener tanto odio a una persona que tanto bien ha hecho al pais, gracias a el hay buenos colegios, la gente trabaja, el pais ingreso al mundo de la tecnología, las universidades nacionales, eran controladas durante sus gobiernos y las carreras se hacian en cino años y no como antes de su gobierno y ahora se tienen que hacer uncarrera de cinco años en 6 o 7 por eso keiko tiene que se r la proxima presidenta del peru
    ,

  2. santos dice:

    lo que nunca va olvidar el pueblo del ing. alberto fujimori es que fue el unico presidente que se preocupo por el hambre que se tiene ada dia, si vien s cierto que se dio el shock, pero fue para nivelar el precio de las cosas, porque de ahi hubo estabilidad economica, luego saliamos a la calle sin miedo de que alguien te esperaba para matarte yo no se porque ahora dicen que fue un asesino, ¿acaso alan garcia no hizo peor en los penales (lurigancho)cuando salian matandose en la tv., acaso no nos dejo en la banca rota a los peruanos? ycada dia la gente no mataba, robaba, y seguridad nacional ni siquyiera existia?, pues ahora en el 2010 acaso no estamos igual con este gobierno?
    pues una cosa digo que nosotros la mayoria de los peruanos jamas olvidaremos al mejor presidente que ha tenido el :alberto fujimori, que tuvo sus desaciertos no lo niego. pero dio lo mas omportante al pueblo peruano:la pacificacion interna.
    si nosotros hacemos un analisis ahora vamos a ver que el terrorismo esta nuevamente,hay mas delincuentes roban al paso, la seguridad nacional es como si ni siquiera existiera, en realidad yo no se como hay gente que tanto lo critica al ing. fujimori, y no habla de lo que nos sucede ahora.

  3. anonimo dice:

    Es vergonzoso pero cierto nuestro colegio sufre una caida brutal… es cierto lo q dicen esas jovenes sobre el cobro indebido de esa señora si asi se le puede llamar a alguien quien no tiene escrupulos ni sentimientos. Pero creo tambien que los profesores son astutos, ps la mayoria no habla xq no tiene xq si n hacen bn su trabajo enciman van a qjarse x favor!!! ademas son unos manipuladores …han manipulado a las alumnas que participaron en el bochornoso episodio del desalojo de la ex directora… todo lo qe hacen con festini es sobarse de su poca fama per buena, ademas TERMINAN ARRUINANDO SU REPUTACION ADEMAS DE ARRUINAR VARIAS GENERACIONES DE JOVENES QUE EN VEZ DE ESTAR EN ASUNTOS DE ADULTOS DEBERIAN ESTAR PREPARANDOSE PARA EL FUTURO EN ESTE PAIS Y ASI NO QUERRAMOS ADMITIRLO ES MACHISTA!! ASI QUE PONGANSE A APROVECHAR LO Q TIENEN ANTES DE Q NO SEPAN Q HACER EN ESTE PAIS DE DISCRIMINACION A LA MUJER…SOLO PIENSELO!!!

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Perú cierra así su lucha, su pelea por defender la legalidad, la justicia y la transparencia que tantas veces se les ha negado a los ciudadanos de los países de América Latina. El final del “todo vale” y el principio de una democracia fuerte y sin fisuras son premisas largamente perseguidas para que el país andino logre superar, como apunta Vargas Llosa, “la larga tradición de dictaduras y la herencia más profunda y duradera que éstas dejan siempre a las sociedades que las padecen: el eclipse de la moral pública y el envilecimiento cívico”. Ver también La cuenta atrás de Alberto Fujimori […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: