Vals con Bashir

Considérese en primer lugar como una película de animación (para adultos) y no quedará más remedio (a mi por lo menos) que destacar la belleza de la misma.

 

 

Título: Vals con Bashir. Año: 2008 (Israel, Alemania, Francia, EE.UU). Director: Ari Folman

Considérese en primer lugar como una película de animación (para adultos) y no quedará más remedio (a mi por lo menos) que destacar la belleza de la misma. El movimiento, el ritmo, los colores y la música funcionan a las mil maravillas. Es brillante. Sólo por la experiencia estética la película es altamente recomendable. ¡Qué bueno que hay mucho más que eso!

Vals con Bashir contribuye a la evolución del cómic en el cine, introduciendo una nueva concepción del movimiento. No tan nueva. Algo entre el intento de emular la realidad lo máximo posible de otras películas de animación, y la parquedad de movimientos de south park, que por otra parte es más que suficiente para entender lo que ocurre. Supongo que es lo que tiene utilizar flash para hacer cine. Esta concepción del movimiento, (y de la estética) no es en absoluto lo mejor de la película, ni lo más interesante que propone la película, pero es un medio ideal para contar una historia que es un viaje a través de la memoria. Te permite sumergirte completamente en los recuerdos de los personajes que narran lo que ocurrió, a través de las imágenes que quedaron grabadas en la memoria, y que tienen más que ver con los sueños que con el documental.

El argumento está basado en hechos reales. Es el viaje del director Ari Folman por recordar cual fue su papel en la invasión del Líbano por Israel en 1982, después del asesinato de Bashir Gemayel, y la posterior masacre de Sabra y Chatila. Así, Folman entrevistó a algunos de los que, como él, estuvieron allí, tratando de devolver a su consciencia algo que su memoria eliminó. Pero la película no es una denuncia a la política militar de Israel, aunque eso queda regado por el camino, sino más bien una reflexión sobre la situación en la que se ven involucrados los jóvenes soldados israelíes sin darse mucha cuenta de lo que pasa a su alrededor, ni de las consecuencias. Algo más parecido a algunas de las películas de Vietnam. Las buenas entiéndase. La película me hizo acordarme de Apocalpsis Now y de Platoon, en algunos momentos (pero quede avisado que sólo me recordó a estas películas en algunos momentos, que nadie vaya al cine buscándolas en Vals con Bashir)

Hermosísima visualmente, interesante y dura por la temática, y perfecto que una película de este tipo salga de Israel. Siempre es más enriquecedor que los golpes vengan de dentro, el fundamento suele ser más firme. Que bueno que Folman quiso recordar, y de paso dejó un documento para recordárnoslo a todos.

Comentario de Jorge de Miguel 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: